“Cuando estoy nadando siento que soy libre”

Muchas personas conciben la discapacidad como una incapacidad para realizar algo, cuando en realidad solo es una dificultad añadida con la que tienes que lidiar diariamente, no un obstáculo, ni impedimento.

La grancanaria Laura Pérez Suárez, de 19 años, es el mejor ejemplo de ello. Tiene discapacidad psíquica, es deportista de élite y estudiante en un Itinerario Integrado de Inserción Laboral para personas con discapacidad desempleadas: “ADEPSI FORMA2 EN GESTIÓN ADMINISTRATIVA” enmarcado dentro del Programa Operativo FSE de Canarias, cofinanciado con un porcentaje del 85% por el Fondo Social Europeo para el periodo 2014-2020. Un claro ejemplo de superación y entrega.

Uno de sus compañeros ha querido que conozcamos más a esta joven luchadora a través de una sincera y emotiva entrevista que le ha realizado, demostrando que hay mucho talento por ambas partes.

¿Cuándo empezaste a nadar?

Desde chiquitita con 2 o 3 años. Empecé los cursillos como empiezan todos los niños y desde el primer momento supe que era mi deporte. Estuve federada 7 años a un club, pero me mudé y tuve que dejarlo. Ahora estoy federada en otro club.

¿Qué sientes cuando estás nadando?

Que soy libre dentro del agua.

¿Qué me puedes decir del club dónde compites?

Estoy en un club con gente con diferentes discapacidades. Tres chicos y yo competimos a nivel mundial.

¿Cuándo será el próximo mundial?

El mundial sería el año que viene en Brasil, aunque todo depende de cómo evolucione la pandemia.

¿Dirías que te ha costado mucho llegar hasta aquí?

Sí, mucho sacrificio.

¿Alguna vez has pensado en dejarlo?

Nunca.

Actualmente compaginas la natación con un curso de Gestión Administrativa que imparte Adepsi, dirigido a personas con discapacidad con el objetivo de la inclusión laboral. ¿Por qué decidiste hacer el curso?

Para hacer algo, tener una rutina y conocer gente nueva y salir del entorno de mi casa. De natación no se come, tengo una edad en la que no me planteo la natación como algo profesional. Seguiré nadando siempre, pero estoy haciendo este curso para buscar otras salidas laborales.

¿Cómo es tú día a día?

Me levanto a las 5.30 y empiezo a entrenar a las 6.30. Termino a las 8 menos diez y voy directa al curso. Por la tarde estoy en mi casa o salgo a dar una vuelta, según el día.

 

¿Qué consejo le darías a otras personas con discapacidad que también practiquen deporte?

Si les gusta no lo dejen. Es una rutina que llevas día a día y eso es bueno. Si tienes un objetivo claro tienes que ir a por él. No deben desanimarse porque haya algunos momentos difíciles, porque al final compensa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *