Un día como hoy

El 14 de marzo de 2020 podría haber sido un día como cualquier otro, pero se decreta el Estado de alarma, por una enfermedad emergente denominada COVID-19, que hace que la vida entre bambalinas de Asociación ADEPSI quedara sumida en un profundo silencio.

El ajetreo de las aulas, la actividad de los talleres, el compartir en el patio central, las orientaciones hacia la búsqueda empleo, los pasillos con un sinfín constante de gente, el murmullo del equipo humano al compartir de manera informal situaciones acontecidas en el día a día, las reuniones en los despachos, el desarrollo de prácticas prelaborales, los seguimientos en el puesto de trabajo, las visitas a empresas, el cierre de un ansiado desayuno empresarial, etc…TODO, todo, quedó frenado…

Un virus aún más frenético que nuestra sociedad, nos obligó a parar en seco, a cambiar drásticamente de ritmo, de espacio, de manera de comunicarnos y cómo no, también de acompañarnos.

Una pandemia mundial, con efectos demoledores en la economía, en las empresas, en los/as trabajadores/as, en el consumo…pero también, en las personas y familias a las que diariamente apoyamos…situaciones de ansiedad, de soledad, alteraciones de conducta, necesidades de apoyo no cubiertas y pánico …sí, pánico, ante el miedo e incertidumbre de un posible contagio.

Y fue en ese momento donde el reinventarse tenía que tomarle el pulso a un “morir en el intento”, donde debíamos reflexionar y replantear maneras de hacer y trabajar, a organizar el tiempo y las tareas para el trabajo remoto, a la capacidad del cambio, a ser más eficaces y efectivos, a despertar otros talentos, a ser más creativos y empáticos que nunca… un momento donde TODO el capital humano de ADEPSI sin duda alguna, nos embarcamos en el reto de “confinar no es olvidar” estando aún más presentes en la vida de las personas y las familias.

Aprendimos a traspasar pantallas, a fortalecer vínculos, a disipar barreras y miedos, a reorientar la búsqueda de empleo y a orientar a los/as que ya no lo tienen o se encuentran en situación de ERTE, a realizar sesiones formativas por videollamadas, a hacer sentir que la soledad no era soledad, acompañamos en la gestión de los/as que la situación supuso padecer dificultades económicas, enseñamos al uso de las NNTT (para muchos, un mundo sin explorar..), animamos a desarrollar pasiones olvidadas, a practicar deporte, a realizar manualidades con la red familiar, a mantenerse conectados/as con su red de contactos, y a aprender a marcha forzada el diseño y desarrollo de una plataforma online, que nos permitiera reactivar nuestros proyectos formativos.

Tras intensas semanas de indagación, de sesiones formativas virtuales a los/as profesionales, de un sinfín de conexiones y prueba/error, de fluida comunicación con el Servicio Canario de Empleo para la aprobación de la reactivación bajo esta nueva modalidad, de sentirnos más arropados que nunca por la Dirección, el área de Desarrollo e Innovación, el Área de Administración y RRHH de ADEPSI, de perder la noción del tiempo conectados/as, de desarrollo de contenidos, elaboración de vídeos tutoriales…hoy, hace 60 días, 1.440 horas, 86.400 minutos y 5.184.000 segundos que las aulas de ADEPSI se apagaron, pero justo hoy, 11 de mayo de 2020, se encienden nuevamente para ti en el ciberespacio.

Ha sido un gran reto dominar la metodología telemática, introducir temas con audio sincronizado, cuestionarios de autoevaluación automática, salas virtuales de reunión y otras lindezas del ciberespacio… pero el equipo de profesionales que conformamos los proyectos ADEPSI FORMA2 EN GESTIÓN ADMINISTRATIVA Y ADEPSI FORMA2 EN ATENCIÓN SOCIOSANITARIA estamos deseando volver a encontrarnos con todas las personas que forman parte de ellos.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *