Sueños para Daniel, para Ana, para Milagros y para Lidia

Pie de foto: De izquierda a derecha, Milagros, Daniel, Ana María y Lidia. 

Si Daniel Fernández (25 años)  tenía un sueño era jugar al fútbol en un equipo de verdad. ¿Te imaginas? Para Milagros Méndez (46), el sueño consistía en aprender a usar una máquina de coser; para Ana María Herrera (71), pintar cuadros y para Lidia Rafols (30), nadar en una piscina. 

Hoy Daniel tiene ficha en el equipo inclusivo de la Unión Deportiva Las Palmas, el UD I+I; Milagros sube vueltos y pone cremalleras que es un primor; Ana María ha pintado un jarrón marrón y Lidia se ha convertido en “una nadadora terrible”, en palabras de uno de sus monitores.

Daniel, Milagros, Ana María y Lidia representan el logro de una de las ambiciones de Asociación ADEPSI: dar a las personas con discapacidad la oportunidad de tener la vida que desean. Apoyos a la carta obran el milagro. 

Esta acción se enmarca en el objetivo 2 del proyecto Atención Integral a Personas con Discapacidad. Asociación ADEPSI 2018 (*),  financiado por el Servicio Canario de Empleo.

La suerte de jugar

“Es un equipo serio, es la Unión Deportiva Las Palmas”, proclama Daniel Fernández. En efecto, jugar en el UD I+I no es ninguna broma. Supone participar en la Liga Genuine Santander, una creación de las Liga española en la que participan 30 equipos (todos ellos filiales de clubes profesionales como en el caso del canario). Implica viajes a la península, entrenos, “y tener iniciativa para que te saquen a jugar”, en palabras del futbolista.

Lidia Rafols, en la piscina.

La ficha de Daniel es para la temporada 19/20. “Me emociono; es un sueño, porque nadie con discapacidad puede llegar a jugar en la UD Las Palmas, y a mí me toca la suerte de jugar, estoy muy contento”.

Cremalleras y vueltos

Esto va de viejos deseos. Así, si se le pregunta a su compañera  Milagros Méndez desde cuando piensa en lo bonito que sería saber usar una máquina de coser, responde que “desde siempre”. Gracias al programa de Asociación ADEPSI, Milagros ha pasado de tener una máquina de coser y no saber qué hacer con ella a subir vueltos y poner cremalleras con soltura. “Poner cremalleras es lo más difícil; ¿que por qué?, porque te pones nerviosa con la cremalleras (risas). La primera se la puse a un bolso y me costó…”

Milagros muestra el vuelto de los pantalones que lleva -está hecho por ella-, mientras explica que, de momento, su proyecto es profundizar un poco más en la costura antes de dar el salto al próximo objetivo: un taller de cocina.

La felicidad

-¿Te hace feliz?

– Sí, me hace feliz.

La respuesta es de Ana María Herrera que aprende a pintar a sus 71 años. Su hermana Angelines la acompaña a sus clases en la Escuela Luján Pérez, en Las Palmas de Gran Canaria. “Estoy aprendiendo a pintar, me gusta mucho; un profesor que mira lo que hacemos me dijo el otro día: ‘¡qué bien pintas’!”.

“Me siento libre”

La cuarta protagonista de este reportaje es Lidia Rafols, de 30 años. Lidia ha pasado del deseo a la piscina gracias al apoyo de los profesionales de ADEPSI. “Nado un montón, crol, espalda, braza; pero crol es lo que más me gusta”. Lidia nada de lunes a viernes en la piscina de Vecindario. No solo le gusta el deporte en sí misma, es que además es una excusa perfecta para salir, porque no puede estar metida en casa.   “Me sienta muy bien, me siento libre; cuando salgo de la piscina lo hago de buen humor”.


(*) El proyecto Atención Integral a Personas con Discapacidad. Asociación ADEPSI 2018 incluye tres líneas de actuación:

  1. Atención y apoyo socioeducativo para la mejora de la autonomía e inclusión laboral, 
  2. Programa lúdico
  3. Mejora de la gestión de la información

El objetivo de la acción 2 es   proporcionar a las personas con discapacidad intelectual los recursos y apoyos necesarios para que puedan ejercer su derecho a un ocio individual y compartido en igualdad de condiciones que el resto de la comunidad, además de aumentar las relaciones interpersonales, el desarrollo personal, la autodeterminación y la inclusión social de las personas con discapacidad intelectual

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *