¿Y qué hacemos ahora?

“Imaginemos que un día nos disponemos a comenzar nuestra rutina diaria (ir a trabajar, estudiar o cumplir con nuestras labores). Al despertar, tenemos una sensación rara… como si algo hubiera cambiado, pero no prestamos especial atención a nuestro pensamiento. Nos preparamos y al cruzar el pasillo, intentamos comunicarnos con las personas que viven con nosotros, pero vemos que es imposible, nos miran extrañados y no entendemos lo que nos dicen, parece como que estén hablando en otro idioma. Saturados por la situación, intentamos salir de casa, pero no podemos, está la puerta cerrada y no encontramos la llave. Mientras tanto, esas personas,  nos miran extrañadas e intentan ayudarnos, pero sentimos ansiedad y miedo. No logramos entender…”.

Esto es un relato imaginario, pero quería que pudieras utilizar esas sensaciones que te transmitió el leerlo para así, poder entender, de manera aproximada, cómo ha sido la realidad para algunas personas con discapacidad intelectual en el tiempo del covid-19 y para sus familias. Personas para las cuales, cumplir sus rutinas diarias, es una tarea importantísima para sentirse seguras y estar bien.

El Servicio de Atención Domiciliaria Especializada presta atención a las personas con discapacidad intelectual  y a sus familias en su entorno inmediato. Ante esta nueva situación, al equipo le resultaba difícil proporcionar los apoyos de la manera en la que se hacía habitualmente, con lo cual fue necesario reinventarse y empezar a buscar nuevas soluciones. Tras mucha coordinación, reuniones y puesta en práctica de nuevos recursos, se empezó a llevar a cabo una nueva metodología de intervención para asumir los nuevos retos. El más inmediato se centraba en asegurarse de que las personas además de estar bien, pudieran entender la nueva situación y trasladarles a ellas y a sus familias toda la información posible, para poder hacerle frente de la mejor manera.

Aparte del seguimiento telefónico diario, otra línea de trabajo, se enfocó en realizar diferentes actividades tales como crear junto a las personas y sus familias, planes individualizados con una organización diaria de cara a las características y necesidades de cada una de ellas, herramientas de prevención y abordaje de crisis conductuales ante diferentes situaciones, actividades relacionadas con los gustos e intereses de las personas, un vídeo de profesionales y personas beneficiarias del servicio sobre consejos de actividades para sentirse bien en casa, y creación de bloques temáticos individuales y grupales, en donde, además de participar en actividades de su interés y relacionarse entre ellas, trabajaban sus objetivos individuales. Además, en los casos de las familias que no disponían de recursos tecnológicos para acceder al material, o que desconocían su uso, también se realizaron traslados para proporcionárselos en sus respectivos buzones y cumpliendo con las medias preventivas establecidas.

Por otro lado, otra vía de intervención fue la centrada en prestar apoyo a las familias en los momentos que los pudieran necesitar y de manera multidisciplinar, prestando especial atención al empoderamiento de cada una para hacer frente a esta nueva situación y a otras que pudieron surgir.

Finalmente, para poder adaptarnos más a las necesidades de cada persona y su familia, también se intensificó el contacto en los momentos en los que fue preciso y en aquellos de especial atención y de activación de las guardias, se acudió a domicilio, para dar abordaje a la situación y prestar los apoyos necesarios, siempre siguiendo con rigurosidad las medidas preventivas ante el covid-19.

Esta situación no solo ha servido para enseñarnos otra forma de realizar el trabajo diario, sino para conectar aún más con las personas y para aunar fuerzas ante un objetivo común, su bienestar, que no habría sido posible sin la fuerza y el compromiso de las personas y sus familias y la confianza depositada en el equipo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *